Descubrimientos útiles para la traducción

Hola a todos,

Tras un letargo bloguero, vuelvo para hablaros de unas cuantas cosillas que considero útiles para el traductor y que

a) he descubierto hace poquito

b) poca gente les hace el caso que merecen

c) son gratuitas 🙂

La “namberguán” de las “namberguanes” es Cold Turkey. Hace poco descubrí en uno de los blogs que sigo -no recuerdo cuál, sorry 😦 – que existían programitas que te bloquean páginas webs concretas (Facebook, Twitter, Youtube, Hotmail y demás destructores de la productividad) para que tú puedas trabajar tranquilo un buen rato.

Desgraciadamente, soy una persona muy “activa” en Facebook por lo que cada dos por tres me metía en la página y, aunque estuviese una media de 20 segundos cada vez, perdía mucho tiempo y me desconcentraba. Un buen día, no sé muy bien cómo, llegué a la página de Cold Turkey (supongo que bicheando Softonic) y este descubrimiento cambió mi vida xD

Es muy fácil de usar. Solo tienes que seleccionar las páginas que quieres que te bloquee o añadir nuevas que no aparezcan en su lista  y poner a qué hora quieres que termine el bloqueo.

La segunda es un diccionario de la Universidad de Granada que me gusta mucho. Lo utilizo casi más que Wordreference (aunque soy una persona un poco seguía y me gusta buscar en 2 o 3 diccionarios para estar segura-segurísima). Incluye muchísimas más opciones que WR y para expresiones hechas y palabras compuestas es mucho mejor (que no se ofenda ningún Wordreferencero).

Y, por último, FreeBudget un programa que he descubierto gracias al Máster en Traducción y Nuevas Tecnologías (UIMP) que estoy haciendo y que, por cierto, me está gustando mucho por ser muy práctico y porque, para qué engañarnos, me lo paso tela de bien aprendiendo cosas nuevas e inicialmente terroríficas (como algunas nociones de lenguaje HTML ¬¬). Bueno, basta de peloteo, que el 10 de mayo pago igual.

A lo que íbamos, es un programa que sirve para hacer presupuestos. Se puede descargar aquí.

Para calcular un presupuesto, debemos meternos en “Opciones” para establecer el precio por palabra/línea/página/tiempo. Una vez hemos puesto que queremos cobrar 3,5 EUR por palabra, por ejemplo, nos vamos a “Carpetas” y añadimos los documentos cuyo precio queremos calcular con el típico Ctrl+clic (porque si hay más de 1 documento hacer esto con Word es un poco rollo). Después pinchamos en “Añadir archivos” y por último en “Contar”.

Et voilà! ya tenemos nuestro magnífico presupuesto con el que podremos recrearnos en cuántas cervezas y platos de jamón nos comeríamos si realmente cobrásemos 3,5 EUR por palabra.

En fin, espero que no conocieseis alguno de estos 3 programillas y que paséis un buen finde.

Anuncios