Mi casa es una ruina [modo egoblog: ON]

Hace poco que me he mudado. Las dos primeras semanas la casa estaba como para invitar a una madre pero el deadline (o deathline o dearline, según quién lo diga) se acerca y eso SE NOTA.

La casa está desordenada, hay ropa por la cama, polvo en la estantería, poca comida…Mi mesa está abarrotada de papeles, todos ellos utilísimos e importantísimos (y que nadie me diga que mesa desordenada=mente desordenada, que ya lo sé). Me he olvidado hasta de descongelar la comida y todavía no domino la función “descongela cosas” del microondas. Y, sobre todo, me duele la espalda y todo el cuerpo porque ayer salí a correr, que pa qué saldría si yo no he corrido en mi vida. Salí con mi pariento, que demostró haber visto más de una vez y más de dos La [maldita] Chaqueta Metálica y ayer me tocó ser su recluta patosa…hoy me duele hasta el cielo de la boca.

Y ya está, yo he venido a quejarme y eso he hecho. Y también sé que los expertos en motivación y espiritualidad dicen que no es bueno y que si la vida te da limones…pero ¿y lo a gusto que se queda una después?

Acrónimos chorra de internet

A veces, cuando estoy aburrida o tengo ganas de perder el tiempo, me meto en páginas chorra de Facebook y los minutos pasan sin que me dé cuenta. Por eso, cuando llevo media hora, suelo sentirme culpable por haber perdido 30 preciosos minutos de vida mirando tonterías, pero hace poco vi que tampoco eran minutos perdidos-perdidos porque he aprendido muchas cosas que puede que me sean útiles en algún momento (o no), como por qué algunos comentan ‘Murricael significado y procedencia de la expresión Ermahgerdque hay más racismo y machismo en internet del que pensaba y que el mundo cree que los australianos son más brutos que un arao.

Yo me documento. No es deformación profesional ni nada, pero cuando veo que algo tiene una barbaridad de “Me gusta”, NECESITO entender lo que pone. Es ese afán por descubrir la verdad tras un comentario con 2000 “Me gusta” lo que me ha llevado a elaborar esta pequeña lista de acrónimos internetero-chorrísticos:

FML: Fuck My Life

FYI: For Your Interest

Smh: shaking my head

YOLO: You Only Live Once

BRB: Be Right Back

ATM: At The Moment

DIY: Do It Yourself

FTW: For The Win

BFF: Best Friends Forever

GTFO: Get The Fuck Out

GTK: Good To Know

IDK: I Don’t Know

NBS: No Bullshit

NFI: No Fucking Idea

SH: Shit Happens

TGIF: Thanks God It’s Friday

STFU: Shut The Fuck Up

TWD: Texting While Driving

LOL: Laughing Out Loud

LMAO: Laughing My Ass Off

ROFL: Rolling On The Floor Laughing

Y mi favorito…

ROFLMAOASTC: Rolling On The Floor Laughing My Ass Off And Scaring The Cat

Image

Me encanta internet.

One lovely blog awards

¡Qué guay! Me han nominado y siento que debería quitarme el pijama de traducir y ponerme elegante…¡pero no lo haré!

En primer lugar, me gustaría agradecer a Sergio Núñez Cabrera (@SergioNunezCab) de La Piedra Translatofal su nominación a los One Lovely Blog Award, ha sido muy entretenido 🙂 Ya que estoy, siento la obligación de dar las gracias a mis padres por pagarme la carrera y mantenerme durante tantos años, a mi Internet por ser amable y no quedarse pillado en momentos de crisis, a mi churri por aguantarme en mis NO ME DA TIEMPOOO/el original está maaal, así no hay dios que traduzca/el PM pasa de mííííí y a las redes sociales por permitirme el contacto humano aunque sea vía máquina.

Para los que no sepan en qué consiste este premio (como una servidora), aquí dejo las instrucciones:

Las obligaciones que conlleva aceptar el premio son las siguientes:

– Nombrar y agradecer el premio a  la persona/blog que te concede la nominación

– Responder a las 11 preguntas que te hace.

– Conceder el premio a 11 blogs que te gusten, especialmente a blogs nuevos

– Hacer 11 nuevas preguntas a los premiados.

– Informar del premio a cada uno de los blogs .

– Visitar los blogs que han sido premiados junto con el tuyo

 

1. ¿Por qué ese nombre para el blog?

Sinceramente, no lo recuerdo bien. La paciencia no es una de mis virtudes, quería crear un blog sobre traducción, apunté unos cuantos nombres y me decanté por este. Una historia triste, pero verídica 😦

2. ¿Cuál es tu verdadera vocación?

Todavía no lo sé con seguridad. Traducir me gusta mucho (casi siempre), pero si alguien me ofreciese un puesto de catadora de tapas/chocolate, adiestradora de perros, probadora de hoteles de lujo o redactora de noticas extrañas no podría rechazarlo. No es broma, esos trabajos existen.

3.  Di tres cosas que te encantan de tu día a día en el trabajo.

– Poder administrar mi tiempo como quiera (cuando lo permite el plazo).

– Encontrar la palabra justa después de pasar muuucho tiempo buscándola en la calle, en el autobús, en la tele, en la ducha, en la almohada…

– Cuando salen posibles encargos. El momento “¡oh! ¡quieren que les dé un presupuesto!” es maravilloso, a veces doy palmaditas y todo.

4.  Ahora di una que no soportas.

Traducir textos facilísimos durante cierto tiempo. Los primeros días es estupendo ganar dinero con poco esfuerzo, pero al cabo de una semana una se queda idiotizada.

5.  ¿Te ha costado mucho encontrar clientes? ¿Por qué?

Me ha costado y me cuesta. Supongo que se debe a que tengo poca experiencia y todavía no estoy especializada en nada porque no me ha dado tiempo (a no ser que por pasar unos mesecillos traduciendo un tipo de texto concreto una se convierta en experta¬¬).

6. ¿Qué consejo darías a un recién licenciado?

Que no se fíe de las noticias. Puede que España esté K.O. pero tiene la suerte de trabajar en algo que no tiene fronteras, así que la crisis española no le afecta tanto. ¡A buscar!

7. ¿Y a un profesional de tu sector?

Lo mismo que a cualquier profesional con cierta experiencia, que no deje de aprender.

8. ¿Qué dicen tu familia y amigos de tu trabajo?

Mi familia se va enterando poco a poco de que esto es un trabajo de verdad, aunque eso no les impide encargarme traducciones de 20 páginas para dentro de un rato. Cuando ocurre esto, yo intento no enfadarme mucho y les explico con mucho cariño que eso es una soberana gilipollez y que nadie puede traducir 20 páginas en un rato 🙂

Muchos de mis amigos estudiaron traducción y los que no suelen tener envidia de la “vida de autónomo”, les fascina eso de no tener jefe, poder levantarse cuando quieran, tener la posibilidad de salir de fiesta cualquier día…¡Ilusos!

9. Cuando no estás trabajando, ¿qué haces?

Mis aficiones son bastante típicas. Casi todas las noches salgo a tomar algo y antes de acostarme tengo que leer un ratito. Me gusta mucho la novela negra, la histórica y la de amoríos 🙂 También me gustan mucho las series (mis favoritas hasta ahora son Los Soprano, Breaking Bad y Dexter). Oh y, por supuesto, AMO perder el tiempo en Internet.

10. ¿Visible o invisible?

La visibilidad es muy importante, lo malo es que requiere mucho tiempo y esfuerzo. Es más, creo que “ser más visible” debería tener un lugar fijo en la agenda de todo autónomo.

11. ¿Qué cambiarías del mundo de la traducción?

El victimismo, sin duda. Yo no sé en qué consiste la jornada laboral de un ingeniero industrial, de un prestidigitador o de un abogado (aunque sí sé que los “publicitarios” se llaman a sí mismos “publicitarios” y no “publicistas”). Ah, y cuándo la dentista me pasa la factura también digo “¡qué caro!” y no regateo porque soy tímida, que si no regateaba hasta en el Cortinglés.

 

Y aquí van mis nominados:

Devadip Rivero, autor de TraducThor, la fuerza de las palabras.

Marie-Claire Cruz Schwarz, autora de PALABRAS. Un blog sobre traducción y otros temas culturales de interés.

María Fernández, autora de DE CABINAS Y GLOSARIOS. Traducción e interpretación vistas desde dentro.

Herminia Páez Prado, autora de Traducinando

Ismael Pardo, autor de Diario de un futuro traductor

Alejandra Sanz Godoy, autora de Mil y una traducciones

Scheherezade Surià, autora de En la luna de Babel

Blog de Patricia Lluberas

Pablo Muñoz, autor de Algo más que traducir

Laeticia Abihssira de Traducir es descubrir 

Blog de Leon Hunter

 

Y mis preguntas son:

1. ¿Qué opinas de los másteres?

2. ¿Podrías describir una típica jornada laboral/estudiantil?

3. ¿Qué es lo que más te gusta de este trabajo?

4. ¿Qué es lo que menos te gusta?

5. ¿Eres autónomo o trabajas en plantilla? ¿Estás contento con tu situación?

6. ¿Por qué decidiste estudiar traducción?

7. ¿Crees que es necesario especializarse en un área concreta?

8. ¿Utilizas alguna herramienta de traducción? ¿Cuál/es?

9. ¿Qué haces en tu tiempo libre?

10. ¿Qué consideras indispensable para la visibilidad del traductor?

11. ¿Por qué le pusiste ese nombre a tu blog? O, en su caso, ¿por qué no le pusiste nombre? 😛

No, gracias.

El otro día me llegó al correo una oferta de trabajo en la que ofrecían revisar un texto a 0,003 USD por palabra (OJO: cero-coma-cero-CERO-tres). Al principio pensé que querían pagarme 3 céntimos, pero luego vi que nanay. ¿Cómo es posible que una persona pretenda que otra pase unas 5 horas revisando por 10 cochinos euros? Sinceramente, prefiero quedarme tirada en el sofá viendo Divinity o mirando un punto fijo en la pared.

Image

No voy a entrar en el eterno debate de cuánto debe cobrar un profesional por su trabajo porque cada uno es cada uno y sus circunstancias, pero por 10 euros no me parecía bien que mi impresora hiciese el esfuerzo de escupir esos 14 o 15 folios con el consiguiente gasto de tinta, electricidad y desgaste de las yemas de mis dedos.

En fin, puse en Twitter en plan broma que iba a preguntarle al cliente si se le había colado un cero, pero al final se lo pregunté y me quedé bastante a gusto. Y eso es lo que voy a hacer a partir de ahora y es lo que os propongo que hagáis también (siempre que vuestras circunstancias os lo permitan). Muchas veces da pereza contestar a un cliente que ha enviado el mismo correo a tropecientos traductores, pero creo que el esfuerzo merece la pena.

Por supuesto, no hace falta ser maleducado ni borde. Se trata de hacerles saber que te parece ridículo que pretendan pagarte tan poco, que no es lo que sueles cobrar y que por ese dinero solo pueden conseguir algo de pésima calidad.

Esto me ocurrió hace 5 días y todavía no me han contestado (ni creo que lo hagan). Puede que tampoco vuelvan a ofrecerme nada, aunque como dice el refrán “a cliente rata que huye, puente de plata”.

Caso real: malentendidos

Cuando tenía unos 12 años me enfadé muchísimo con mi tío por preguntarme por la salud de mi padre. Yo estaba con mi hermano pequeño esperando el autobús y él me preguntó por qué no estaba mi padre con nosotros. Mi tío es médico y esto fue lo que ocurrió (más o menos):

– Hola, Ana. ¿Qué hacéis aquí los dos solos?

– Nada, que mi padre está malo y hemos venido sin él.

– Vaya, hombre. ¿Y qué le pasa?

– Nada, solo que está malo.

– Pero ¿tiene gripe?

– Yo qué sé.

– ¿Y fiebre?

– Sí, eso sí.

– ¿Y tose?

– A veces.

– ¿Y esputa?

– ¿Quéééé?

– Que si esputa.

No comprendí el significado de la conversación hasta varios años después y no sé si llegué a chivarme a mi padre. Espero que no.

Grandes decepciones del DRAE: bizarro no es lo que tú crees

Terribles noticias. Según el DRAE y el María Moliner, “bizarro” no significa nada parecido a extravagante o excéntrico 😦 .

Muchos de nosotros (yo incluida hasta hace algo menos de un año) creemos que algo o alguien “bizarro” es raro, fuera de lo común o extravagante.

En mi caso, lo achaco al francés porque empecé a estudiarlo con 5 años y “bizarre” es una palabra que se utiliza bastante, así que nunca me planteé que en español significase otra cosa (¡mal hecho!).

bizarre frances

Aunque en inglés significa lo mismo, no tengo recuerdo de haberla utilizado nunca.

bizarre merriam

Sin embargo, y por muy chuli que sea la palabra, en español significa algo totalmente diferente (!) por lo que es un falso amigo como una casa.

bizarro drae

Según Wikipedia (fuente algo dudosa en algunos casos), “bizarro” puede referirse a aquellas obras de arte que no pueden catalogarse en ninguna de las escuelas o estilos tradicionales.

Arte bizarro de Dennis Ziliotto

Arte bizarro de Dennis Ziliotto

Creedme, esto me duele tanto como a vosotros porque “bizarro” es una palabra “bizarra” algo extravagante y mola, pero lo que no puede ser, no puede ser. Yo también prefiero decir que Falete, Jesús Quintero o Mario Vaquerizo son BIZARROS y no RAROS, así que esto vuelve a ser otra gran decepción, claro que la culpa es mía por no haber buscado la palabra en el diccionario.

La buena noticia es que “mamarracho” sí que tiene la acepción de “extravagante”, aunque no aparece “mamarracha” y es una pena que una no pueda decir tranquilamente y con toda la corrección del mundo “¿Que esa mujer es estilosa? ¡Esa lo que es es una mamarracha!”.

¡Feliz viernes!

Caso real: vivir con el enemigo

Oh sí, muchos sabréis de qué hablo.

Ese padre que llega a las 9 de la noche y te dice:

-Niña, ¿has visto el correíto que te he mandado?

-Qué va, llevo liada todo el día.

-Nada, es una tontería, una carilla que me tienes que traducir.

-Pero papá, justo iba a salir ahora…

-Bah, ¡pero si solo es una carilla! Eso lo haces tú en un momentito.

-¿Te corre mucha prisa o qué?

-Hombre…si me lo tuvieses listo para mañana sería perfecto.

-Bueeeeno…[carilla con un 90% de texto incomprensible sobre un tema totalmente desconocido]

Y en ese momento en el que tu padre/madre/abuela/tío/primo/amigo del alma te entrega esa cosa que va a tenerte pegado a la silla más de una hora tienes tres opciones:

a) Decir que no y sentirte como el súper villano más cruel del mundo (porque estoy hablando de gente querida, no de “coleguitas” que se acuerdan de ti cuando les conviene) .

b) Decir que sí y sentirte la persona más tonta del mundo por acabar aceptando trabajos no remunerados a horas apestosas de la tarde/noche.

c) Mudarte rápidamente y fingir que no eres autónomo/a sino una persona con horarios fijos que tiene un trabajo de esos a los que hay que IR.

papayyo