Un cliente extraordinario

He hecho una pausa traductoril para decir que hay clientes extraordinarios, magníficos, estupendísimos, superadorables y seguro que muy guapos.

Este cliente no solo paga bien (aunque como no son 12 céntimos, puede que sea una miseria para algunos) sino que también ha adjuntado una captura de pantalla para CADA frase. Sí, sí, cada fucking frase de la aplicación.

Como era de esperar, oh, pobre de mí, me he dado cuenta cuando ya llevaba la mitad, pero nunca es tarde si la dicha es buena.

Lástima que solo sean 500 palabras.

Desde aquí le mando un rayo de buen karma a este hombre o mujer y le deseo una vida muy feliz.