Caso real: el ataque de las comas

El día 5 quedé para ver la cabalgata con mis padres, mi hermana, mis tíos y un amigo suyo. Mi parejo y yo llegamos los segundos. El primero en llegar había sido un amigo de mis tíos, que tenía un cabreo monumental. Al parecer esto fue lo que ocurrió:

Hecho nº1: Quedamos a las 6 en la plaza X para ver la cabalgata.

Hecho nº2: Mis tíos llaman a su amigo para que esté a las 6 en la plaza X.

Hecho nº3: Tras ver en el periódico que la cabalgata pasaba a las 7 por la plaza X, decidimos quedar a las 7.

Hecho nº4: Mi tía avisa del cambio de hora al amigo por Whatsapp.

Hecho nº5: El pobre amigo llevaba una hora esperando.

¿Por qué?

Esto es lo que ponía en el Whatsapp que mi tía le envió (por supuesto, el amigo se lo enseñó a todo el mundo súperindignado, aunque ya menos cabreado, que a todos nos gustan los caramelitos gratis):

A las 18

no a las 19

Image

Las comas (y la ausencia de ellas) y los intros pueden ser muy peligrosos…Usad el Whatsapp con responsabilidad. Y si os comunicáis con gente poco amiga de las comas, no os fiéis mucho.

Anuncios

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s