¡Quiero trabajar!

Creo que uno de los momentos más desconcertantes-agobiantes de la vida es cuando acabas la carrera (o el máster de después de la carrera, o la beca como auxiliar…) y te pones a buscar trabajo. La verdad es que la situación económica actual no acompaña, pero podría decirse que los traductores no tenemos tantos problemas como otros profesionales porque Alemania, Francia o Inglaterra no están TAN en crisis como nuestra amada patria. Esto es algo que no debemos olvidar.

Los primeros días buscando trabajo estaba muy contenta. Tenía un abanico tan amplio de posibilidades que no sabía ni por dónde empezar, así que empecé por lo básico: TranslatorsCafé, Infojobs, Trabajar.com y TranslationDirectory.

A la semana, la cosa decayó un poco porque resulta que para traducir cosillas poco especializadas de 300-1000  palabras necesitaban a una persona con un mínimo de 5 años de experiencia. Algunas agencias también necesitaban que el “traductor” tuviese otra carrera especializada, como derecho o  ingeniería, porque la traducción no es una carrera, es otra cosa rara (¬¬).

Pocos días después solo veía proposiciones indecentes del tipo “mándanos tu mejor tarifa (que no supere 0.04 USD), pero queremos una traducción de primerísima calidad y tiene que estar lista para mañana por la tarde”. En un ataque de desesperación incluso mandé mi CV a varias ONG de las de verdad (que no me contestaron) y ONG “de boquilla”, que son las que tienen dinero para lo que quieren, al igual que también existen empresas que ofrecen prácticas pero sin enseñarte nada, trabajando mucho, haciendo cosas que no son competencia de un traductor y cobrando nada (y encima debes estar agradecido).

Este periodo que he descrito duraría poco más de mes y medio, pero se me hizo tan largo que decidí apuntarme a clases de francés y de alemán. En ese momento, como ya estaba entretenida, Murphy hizo de las suyas y me consiguió trabajo para que estuviese de más de entretenida. Y así estuve hasta un año después, momento en que dejaron de mandarme trabajo y decidí mandar CV a mansalva. Y estos son los pasos que seguí por si a alguno le sirven:

Paso 1

Crear un Excel con varias columnas: fecha de envío del CV, empresa, página web, respuesta que me dan (si es que la dan), virtudes, defectos y dinero (el que yo les pido o el que ellos me ofrecen).

Esto lo hice porque cuando busqué trabajo había muchas empresas que me sonaban y no sabía si era porque eran conocidas, porque ya les había enviado mi CV o porque tenían un nombre parecido a vayaustéasaberqué. A pesar de ser novata, tengo derecho a rechazar a las empresas que quiera y por eso escribo lo de defectos y virtudes. Y lo del dinero lo apunté porque cada agencia y cada empresa propone lo que le parece oportuno (a no ser que te dé la posibilidad de fijar tus tarifas) y el dinero que vas a cobrar es muy importante si quieres trabajar como traductor.

De esta manera, tenemos una tabla que es bastante más “visual” que un Word y podemos comparar lo importante, porque a veces las virtudes de la empresa A pesan más que los dineros de la empresa B.

Paso 2

Actualizar el CV, pasarlo a PDF (si es posible), no poner Comic Sans, personalizarlo según el trabajo que queramos, eliminar la información que no viene a cuento para ser traductor (los límites son difusos) y utilizar un lenguaje relativamente formal(*).

Recomendaría también traducir el CV a las lenguas de trabajo, porque en ocasiones nos llega una oferta y quien se la lleva es el primero (o uno de los primeros en contestar) y lo lógico es que si recibimos una oferta en francés, respondamos en francés que para eso somos traductores y no nos cuesta dinero tener varios CV.

(*) Es muy importante tener un correo serio. Los olemibeti, sa_morena_cai, seviyanitah_69… también dan muy mala imagen.

Otra cosita: muchas veces piden una “cover letter” o carta de presentación. Aún no me he puesto con ella porque me siendo ridícula cada vez que empiezo una, pero es algo que convendría tener.

Paso 3

Buscar empresas de todo tipo y mandar el CV. Todo el mundo necesita un traductor, lo que pasa es que aún no lo saben.

Paso 4

¡Que no decaiga la cosa! Si no sale trabajo al principio, ya saldrá y si no sale nunca, saldrás en la tele por ser la única persona parada para siempre (y entonces te contratarán en Telecinco o te harán aristócrata :P).

Buena suerte y no desesperes. Puede que en algún momento tengas la sensación de “nadie me quiere” pero no es así.